Abono casero para el crecimiento de planta de maria

El mejor abono para las marihuanas de exterior

¿Tus plantas de monstera parecen un poco caídas o las hojas de tus espinacas se están quedando flácidas? Puede que sea el momento de dar un poco de ánimo a tus plantas con un abono casero. Al igual que tú, las plantas necesitan nutrientes esenciales en su dieta para crecer, florecer y combatir enfermedades dañinas. Pero no hay necesidad de salir corriendo al centro de jardinería local para comprar polvos y concentrados fertilizantes caros. Ahorra dinero haciendo tu propio abono en casa.

Tanto si prefieres utilizar Lomi para descomponer tus residuos de comida como si te pones creativo con cáscaras de plátano y posos de café, este blog te proporcionará todos los consejos y trucos que necesitas para empezar a alimentar tus plantas con abono natural.

El abono se compone de nutrientes esenciales que estimulan a las plantas a crecer y prosperar. Aunque la composición nutricional exacta puede variar de una receta de abono a otra, el mejor alimento casero para plantas contiene una dosis saludable de nitrógeno (N), fósforo (P) y potasio (K).

Sin estos tres nutrientes esenciales, las plantas tienen dificultades para desarrollar sistemas radiculares robustos, generar hojas robustas y crear energía a partir del sol (fotosíntesis). Dado que estos nutrientes clave se encuentran en cualquier lugar, desde las cáscaras de plátano compostadas hasta los residuos de pescado reciclados, hay una gran variedad de recetas caseras de alimentos para plantas que puedes explorar.

Abono casero para el crecimiento de las raíces

¿Estás preparado para pasar de ser un principiante o un aficionado al huerto casero a un jardinero apasionado que sabe exactamente lo que pasa en su jardín? Por supuesto, todo comienza con la elección de una buena variedad de frutas, verduras y flores que garanticen que hay suficiente diversidad. Luego hay que saber qué herramienta se necesita en cada momento para hacer el trabajo. Está la habilidad de entender cómo hay que nutrir y cuidar las plantas. Y por último, está el saber que el comienzo es más importante que todo lo demás. Justo cuando plantas esa semilla y le das los nutrientes que necesita para prosperar. En ese momento, es muy útil saber cómo hacer tu propio abono. De este modo, podrás decidir qué nutrientes dar a tu planta para que se adapte a sus necesidades personales, evitando además darle los productos químicos nocivos que pueden formar parte del abono comprado en la tienda.

  Abono de plantas smiles en español

Empecemos con algo sencillo. Las cáscaras de plátano son una rica fuente de potasio, uno de los tres grandes nutrientes para las plantas. Los otros dos son el nitrógeno y el fósforo. Así pues, basta con colocar algunas cáscaras de plátano en un agujero cerca del lugar donde se planta para obtener un abono fácil y natural.

Abono de floración casero

Hay muchos fertilizantes naturales para el jardín que puedes usar en tu jardín o con la tierra para macetas. Algunos de estos fertilizantes se pueden hacer o recolectar en casa usando artículos comunes de su despensa o de su patio trasero.  Aquí están 8 de nuestros fertilizantes DIY favoritos para una variedad de necesidades.

Si tienes un césped orgánico, asegúrate de recoger los recortes de hierba para utilizarlos en tus jardines. De media a una pulgada de recortes de hierba es un gran mantillo que bloquea las malas hierbas, y también es rico en nitrógeno, que es un nutriente esencial para la mayoría de las plantas.

  Abono para plantas verdes

Al igual que los recortes de hierba, muchas de las malas hierbas que encontrarás en tus jardines son muy ricas en nitrógeno y serán un excelente fertilizante. El problema es que, una vez que hayas arrancado las malas hierbas, seguro que no querrás volver a ponerlas en el jardín porque cualquier semilla brotará y creará nuevas malas hierbas. ¿La solución? Hacer un té de malas hierbas. Para ello, llena un cubo de cinco galones con no más de 1/4 de las malas hierbas que hayas arrancado. A continuación, llena el cubo con el resto de agua y deja que las malas hierbas se empapen durante una o dos semanas. Una vez que el agua se vuelva marrón (como el té), vierte este té de hierbas rico en nutrientes en tus jardines.

Refuerzo de floración casero

Al igual que otras plantas, el cannabis extrae del suelo los nutrientes que necesita con las raíces. Las plantas de cannabis crecerán bien si la tierra es buena (y si el clima es adecuado, y si hay suficiente luz y agua). Pero el cultivo de hierba de alta calidad requiere más nutrientes, en forma de fertilizantes.

El cultivo de cannabis en exterior suele implicar la adición de soluciones nutritivas a la tierra al trasplantar la planta. Aunque la dosis inicial de nutrientes puede ser suficiente para todo el ciclo de vida de la planta, algunos cultivadores añaden más nutrientes a la tierra en una fase posterior.

  Abonar plantas acuario con sulfato de magnesio

Si se detecta una carencia de nutrientes en los cultivos de cannabis, puede ser necesario aumentar la ingesta de nutrientes de las plantas. También es esencial aumentar los nutrientes específicos que faltan en la alimentación de la planta (consulta nuestra guía sobre cómo detectar la carencia de nutrientes en el cannabis).

El nitrógeno (N), el fósforo (P) y el potasio (K) son los tres alimentos esenciales que necesita el cannabis. En cantidades significativamente menores, las plantas de marihuana también necesitan Magnesio, Cobre, Hierro, Magnesio y micronutrientes similares.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad