Abonado del olivar en superntensivo

El truco para que los frutales den frutos rápidamente

Entre los olivicultores más tradicionales existe una creencia asociada a la poda mecanizada del olivar que rara vez es positiva. Sin embargo, ya son muchos los agricultores que realizan este tipo de poda, y en los sistemas de cultivo de alta densidad es una tarea que encaja perfectamente con sus fundamentos.

En el caso del olivar, la poda ha sido tradicionalmente la operación de cultivo más intensiva en mano de obra después de la recolección. Hoy en día, todos somos conscientes del problema de la mano de obra especializada en la agricultura y del aumento de los costes de producción que supone actualmente el uso de dicha mano de obra frente a las tareas que pueden ser mecanizadas.

En el caso del olivar en seto o superintensivo hay que sustituir el antiguo concepto de planta individual por el de “seto continuo” o “muro productivo”, pero el conjunto de objetivos buscados es el mismo que con la poda del olivar tradicional:

A lo largo de su vida, el árbol pasa por diferentes fases o periodos (formación, producción, vejez) y la poda debe adaptarse a ellos.    Por ello, es fundamental conocer el papel que desempeñan los órganos de este árbol y las consecuencias que puede tener su eliminación.

  Abonado olivo primer año

Una amplia guía de fertilizantes para el jardín

Investigación aplicada y extensión agrariaRealizamos investigaciones y otras actividades relacionadas con el potencial agrícola del suelo y la forma de prevenir su erosión, los cultivos herbáceos extensivos, la olivicultura, la sanidad vegetal, aspectos…

Transferencia de conocimientoEl Instituto Madrileño de Investigación y Desarrollo Rural, Agrario y Alimentario (IMIDRA) transfiere el conocimiento generado por su I+D. Esta transferencia se dirige a entidades de las áreas…

Cursos de transferencia Cursos de formación no reglada, para la adquisición de competencias en los sectores económicos del medio rural de la Comunidad de Madrid vinculados al medio natural,…

Desafío AGRI – Proteger los suelos de la contaminación

Los olivares intensivos modernos se caracterizan por cultivares de alto rendimiento, alta densidad de árboles, mecanización y microrriego que permite la aplicación de fertilizantes a través del sistema de distribución de agua (fertirrigación). Trabajos recientes han permitido profundizar en la fertilización con macronutrientes y el olivo.

En un estudio a largo plazo en un olivar superintensivo regado con aguas residuales municipales recicladas sin fertilización adicional, no se encontró ningún déficit de nutrientes ni reducción del rendimiento en comparación con los árboles regados con agua dulce y fertilización estándar (N y K). Además, el riego con agua reciclada sin ajustar el régimen de fertilización, provocó un aumento sustancial de la contaminación ambiental con N. En conclusión, los sistemas de fertirrigación en los olivares intensivos permiten un control preciso de la cantidad y el momento de la aplicación de nutrientes.

  Abono especial para olivos

Probé los productos Doo Gro para obtener un mayor grosor, más fuerte, MEGA GRUESO

El aumento del consumo de aceite de oliva en la mayoría de los principales mercados del mundo en los últimos años ha obligado a los productores a buscar formas de aumentar la productividad de sus olivares. Los huertos intensivos y superintensivos permiten reducir los costes de producción por litro, pero dependen en gran medida del suministro de agua y fertilizantes. Dado que el olivo se cultiva tradicionalmente en regiones en las que el agua es un recurso escaso, es fundamental establecer las dosis de riego óptimas para la respuesta vegetativa y productiva. En este trabajo se comprobó que el comportamiento del árbol de Arbequina superintensivo se ve afectado por la disponibilidad de agua, nitrógeno y potasio. El riego completo condujo al mayor crecimiento vegetativo y rendimiento, mientras que la reducción del suministro de agua al 25% de las necesidades desde julio hasta el 10 de septiembre resultó en un menor crecimiento y en una reducción del rendimiento del 9,6% en el año más productivo. Reducir también el suministro de agua al 70% de las necesidades durante el resto del año (pero utilizando el riego por goteo subsuperficial) dio lugar a una respuesta productiva aún menor. La fertilización nitrogenada tuvo un efecto directo en la mejora de la productividad, pero el potasio sólo fue útil si se habían agotado las reservas del suelo y de los árboles.

  Cual es el mejor abono para los olivos
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad